Anita Lizana
Anita Lizana

Quizás para las nuevas generaciones, cada vez menos avezadas en el tenis nacional, el nombre de Anita Lizana no cause mayor impresión e incluso, es muy probable que desconozcan su historia y sus logros que, en el siglo XX llevaron a Chile y Latinoamérica a lo más alto del tenis mundial. En esta Nota, pretendemos dar a conocer la vida y obra de esta tenista nacional, y así poder mantener más vivo que nunca el recuerdo de Anita Lizana.

El 19 de noviembre de 1915, en una familia de Quinta Normal nace Anita Lizana, una de las mejores exponentes femeninas del tenis mundial y la mejor tenista chilena de todos los tiempos. Fue por su baja estatura, cuerpo menudo y piernas ágiles, que Lizana consiguió el apodo de “La Ratita”, sin embargo su 1,59 metros de altura, no fue impedimento alguno para conseguir un lugar destacado dentro de una familia plagada de tenistas.

Su tío, Aurelio Lizana, quien pudo haber sido el primer campeón del tenis chileno, pero lamentablemente no tuvo la capacidad económica para poder salir a los torneos extranjeros, pese a ser considerado un gran tenista de la época el cual derrotaba a cualquier rival que se le ponía en frente, incluyendo a grandes tenistas que llegaban a Chile. Junto a su padre, Roberto Lizana, profesor de tenis del club alemán de Quinta Normal “Club Tennis Riege Des Deutshen Turvereins”, fueron los principales influyentes en la carrera de “La Ratita”.

Teniendo a su padre y a su tío como maestros, ganó a los 11 años su primer título oficial, derrotando a María Salas, experimentada tenista nacional. Por aquellos días de 1926, el tenis aún era considerado como deporte amateur en Chile. A los 11 años “La Ratita” estudiaba en el Liceo N° 4 de niñas, donde tras finalizar su jornada se dirigía raudamente al Club de tenis para proseguir con sus entrenamientos.

Anita "La Ratita" Lizana
Anita “La Ratita” Lizana

Debido a su gran capacidad para el deporte y constancia con sus entrenamientos, Anita logró con tan solo 13 años de edad coronarse como campeona de Chile en la categoría adulta de 1930. Este título de campeona lo mantendría por 4 años, es decir hasta 1934.

El gran nivel de “La Ratita” y el promisorio futuro que presentaba hizo que la gente comenzará a creer en ella, razón por la cual se hizo un llamado a apoyar el talento innato de Anita Lizana, creando colectas para costear sus viajes internacionales que le permitirían participar en torneos extranjeros. Así en 1935 se juntaron 120 mil pesos (dineral para aquella época) y pudo viajar a Europa y disputar sus primeros torneos, posteriormente iría a Estados Unidos, con tan solo 19 años.

1936 sería un año icónico para esta gran tenista nacional, ya que lograría conseguir títulos en varios torneos europeos, alcanzando incluso los cuartos de final del Grand Slam de Wimbledon. Esto posicionaría a nuestra Ratita en la octava posición del ranking mundial, ranking realizado por periodistas avezados en el tenis.

"La Ratita" Levantando el Trofeo de Forest Hill (US Open)
“La Ratita” Levantando el Trofeo de Forest Hill (US Open)

En 1937, La Ratita volvería a alcanzar los cuartos de final de Wimbledon, hecho que vislumbraba la gran temporada que se venía por delante para la chilena. Así, un 11 de septiembre de ese mismo año, lograría hacerse con el título del Forest Hill (Actual US Open o Abierto de los Estados Unidos), tras derrotar a la polaca Jadwiga Jerdzejowska por 6-4 y 6-2, el esfuerzo de La Ratita, para derrotar a su rival fue tal que al finalizar el partido cayó desmayada. Con tan solo 22 años de edad, Anita Lizana se convertía en la primera tenista chilena y latinoamericana en ganar un Grand Slam, además de no ceder ningún set en todos sus partidos. A finales de 1937, la tenista conseguía hacerse con la posición número 1 del ranking Mundial, luego de esto viajaría a Chile para ser presentada en un balcón de la moneda por el entonces presidente Arturo Alessandri Palma.

Imagen que Refleja la locura Cuando Anita Lizana Salió al Balcón de La Moneda
Imagen que Refleja la locura Cuando Anita Lizana Salió al Balcón de La Moneda

En los años posteriores, “La Ratita” se convirtió en el rival a vencer para todos, y siguió haciéndose un espacio entre las raquetas más importantes del mundo. En 1938 Anita Lizana contrae matrimonio con el Escocés Ronald Ellis, quien también era tenista, con él se radicó en la ciudad de Dundee, Escocia. Esto generó que La Ratita tuviera escazas participaciones entre 1938 y 1939 principalmente en Wimbledon, para finalmente en 1940 con 24 años de edad retirarse temporalmente del tenis, debido a la suspensión de torneos en Europa a causa de la Segunda Guerra Mundial, justo en el momento en que Anita Lizana alcanzaba la cima del tenis mundial, por lo que se considera este acontecimiento como el causante de reducir el nivel de La Ratita.

Con 30 años de edad, en 1946, “La Ratita” volvió a la escena del tenis mundial ganando 5 campeonatos, pero esta vez en dobles mixto junto a su esposo. Además fue campeona individual en Escocia en 1947 y ganó el campeonato nacional de Irlanda. Ese mismo año, Lizana volvió al césped de Wimbledon, llegando a segunda ronda. En 1947, La Ratita se retiró del tenis con un palmarés iniguable, ganando 17 campeonatos individuales, donde se incluye un Grand Slam, 2 campeonatos en dobles y 5 campeonatos en dobles mixtos. Esto la convierte en la tenista más grande de la historia del tenis chileno y latinoamericano.

En el año 1966, con 51 años, Anita Lizana fue invitada por el presidente Eduardo Frei Montalva para jugar el Campeonato Sudamericano de Tenis, realizado en el Estadio Español en Santiago. En su visita a Chile, La Ratita, fue aclamada por un Estadio Nacional repleto.

"La Ratita" Durante un Partido
“La Ratita” Durante un Partido

Un 21 de agosto de 1994, el mundo le diría adiós a una de las mejores deportistas chilenas del siglo XX, caracterizada como una gran luchadora, de mucha fuerza mental, con piernas hábiles que compensaba su baja estatura. Una gran mujer que lucho contra el prejuicio social y de género existente en la época, un ejemplo a seguir, y que acá en PuroDeportes pretendemos mantener viva la llama de “La Ratita”, para que así las futuras generaciones puedan conocer a este ejemplo de vida y del deporte.

Con la finalidad de honrar su nombre y su historia, en el centenario de su vitalicio, el año 2015 se bautizó al Court Central del Estadio Nacional, el principal recinto del tenis chileno, como el Court Central Anita Lizana. De esta forma se buscó homenajear a la mejor tenista chilena de todos los tiempos y, hasta ahora la única tenista, tanto en hombres como mujeres, que ha logrado ganar un título de Grand Slam.

Video Homenaje de Anita Lizana “Postales Bicentenario: Anita Lizana”

Una de las pocas entrevistas de “La Ratita”, es vez cuando ganó en Inglaterra el Campeonato de Bournemouth

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here