Luchador neozelandés denuncia que policías de Río lo secuestraron.

La Policía Militalizada de Río de Janeiro detuvo este martes a dos de sus agentes por supuestamente haber secuestrado y robado al luchador neozelandés Jason Lee, residente en Brasil, el pasado sábado.

 El luchador de jiu-jitsu denunció que los policías le pararon en un control de carretera, le obligaron a subirse a otro automóvil y a sacar dinero de dos cajeros automáticos bajo la amenaza de arrestarle si se negaba a cumplir sus exigencias.

La Policía Militarizada afirmó que los hechos, supuestamente cometidos por estos dos agentes del Batallón de Policial en Autovías (BPVE, por sus siglas en portugués), están siendo investigados rigurosamente y siendo comprobados.

Según el deportista, que reside en Río de Janeiro desde el año pasado, los policías le obligaron a entregarles cerca de 2.000 reales (unos 625 dólares) antes de ponerle en libertad.

Prensa PuroDeportes

Más noticias

Leave a Reply