Luke Aikins se convirtió en la primera persona en sobrevivir a una caída de 25,000 pies de altura sin utilizar un paracaídas la tarde de este sábado.

El ‘skydiver’ Luke Aikins, profesional que ha realizado más de 18,000 saltos en su vida se arrojó al vacío para aterrizar en una malla del temaño de una tercera parte de una cancha de fútbol.

Durante varias semanas practicó para este salto, el primero que haría sin un paracaídas equipado en su carrera. Sin embargo, antes de subir al avión, Aikins dijo que escuchó del Screen Actors Guild (Gremio de Actores del Cine) que debía utilizar un paracaídas o de lo contrario no se le permitiría hacer el salto.

Refirió que haría el acto con el paracaídas puesto, pero no lo abriría, aunque eso resultara más peligroso debido a que antes de caer tenía que girarse de espaldas y el peso extra podría ocasionarle problemas.

El hombre saltó junto a tres ‘skydivers’: uno cargando una cámara, otro marcando con humo su caída para que en tierra siguieran su camino y un tercero con un tanque de oxígeno que utilizó en los primeros 10,000 pies de caída.

Con la mochila del paracaídas en la espalda, el profesional descendió a una velocidad estimada de 120 millas por hora durante 2 minutos, justo antes de tocar la malla que lo atraparía a 20 pisos de altura del suelo, se giró de espaldas sin problemas.

Entre aplausos y gritos, Aikins emergió de la malla que lo atrapó en su caída y abrazó a su esposa, quien veía junto con varios miembros de la familia al ‘skydiver’ cayendo desde 25,000 pies de altura.

https://youtu.be/aOBavry0K2E