La atleta paralímpica Marieke Vervoort, considerará la opción de la eutanasia.

La deportista paralímpica Marieke Vervoort ha confesado en una reciente entrevista con Le Parisien que ha decidido acabar con su vida cuando terminen los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que participa. La atleta belga, oro en 100 metros lisos y plata en los 200 y 400 metros lisos en Londres 2012, tiene una enfermedad degenerativa que la dejó en silla de ruedas y acabará, en el futuro, con su independencia física. Gracias a la práctica del deporte profesional, Vervoort ha podido combatir la dolencia, pero solicitará la eutanasia en cuanto vuelva de Brasil. La velocidad es uno de los pocos deportes que puede practicar en la actualidad, después de haber pasado por el baloncesto, el golf, la esgrima e incluso el triatlón. Tiene claro que este deporte es su «única razón de vivir». «Espero terminar mi carrera en un podio», declara Marieke, que habla del «lado oscuro» de su vida personal, que cada día es más dura. Del 7 al 18 de septiembre, la belga tendrá una oportunidad más de demostrar que, a pesar de las adversidades, el deporte puede transformas a las personas. Vervoort confiesa cómo quiere que sea su funeral: «Quiero que todo el mundo tenga una copa de champán en la mano, y un pensamiento para mí.

Atleta paralímpica anunció que luego de Río 2016 considerará la eutanasia
Atleta paralímpica anunció que luego de Río 2016 considerará la eutanasia

“Cuando me siento en mi silla de ruedas, todo desaparece…El deporte me expulsa de la cabeza todos los pensamientos oscuros. Lucho contra mi miedo, el sufrimiento, la tristeza y la frustración. Es así como he ganado las medallas de oro”, relató la triple campeona mundial de carreras de sillas de ruedas.

De cara a su participación en Río (competirá en los 100 y 200 metros), Vervoort se ilusiona con una medalla, aunque aclaró que la competencia será muy fuerte.

“Hay una oportunidad de medalla, pero será muy complicado porque la competencia es muy fuerte”, dijo.

La atleta confesó que luego de retirarse de la actividad de alto rendimiento abandonará su “única razón de vivir”.

“El deporte de alto rendimiento me permite sobrevivir a mi enfermedad incurable desde hace 14 años. Por ello, estoy considerando la eutanasia. Los papeles están listos. No quiero ninguna iglesia, ni pasteles… Quiero que en mi funeral todos tengan una copa de champán en la mano y piensen en mi”, añadió a France 2.

El año pasado, Marieke Vervoortse coronó triple campeona del mundo en los 100, 200 y cuatro metros. Y además, registró cuatro récords mundiales en los 400, 800, 1500 y 5000 metros de la categoría T52.

“Todo el mundo me ve reír con mi medalla de oro, pero nadie ve el lado oscuro”, cerró.

Más noticias

Leave a Reply