El Comité Olímpico Internacional (COI) excluyo a Rusia de los Juegos de Invierno 2018 luego del escándalo de dopaje a nivel país.

El Comité Olímpico Internacional (COI) suspendió a Rusia de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang debido al dopaje institucional que sucedió entre 2011 y 2015, tiempo en que se jugaron los Juegos de Invierno de Sochi 2014.

El Comité Olímpico Internacional excluye a Rusia de los Juegos de Invierno 2018

Rusia tenía una obligación entre el 2011 y 2015, liderar el medallero en los Juegos de Sochi 2014, los primeros Juegos Olímpicos de invierno que organizaba, después de 20 años por detrás de Noruega, Canadá, Estados Unidos o Alemania.

Como se hacía desde hace años por parte del país acusado, en disciplinas como el atletismo, se permitiría el dopaje de numerosos deportistas participantes y luego, con la ayuda de sus servicios secretos, la actual KGB, se substituirían las muestras positivas en los laboratorios de Moscú o Sochi.

Finalmente tras las investigaciones que destaparon las acciones del equipo deportivo de Rusia, el Comité Olímpico Internacional (COI) expulsó a Rusia y le dejó así, en primera instancia, fuera de los Juegos Olímpicos de PyeongChang (Corea del Sur) que se celebrarán del 9 al 25 de febrero del próximo año.

Después de años de boicots y contraboicots, por primera vez en la historia un país se queda fuera de la mayor cita deportiva por dopaje, aunque algunos deportistas fueron autorizados a participar en la competición, bajo bandera olímpica y estrictas condiciones.

Tras la sanción, Thomas Bach, presidente del COI, invitó al país sancionado a cambiar por completo su sistema antidopaje para regresar al organismo antes de quedarse fuera también de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Hemos sufrido un ataque sin precedentes a la integridad de los Juegos Olímpicos y del deporte en general. Después de seguir un proceso claro, hemos emitido una sanción proporcional y que protege a los atletas limpios. Espero que esto ayude a crear un sistema antidopaje más eficaz no sólo en Rusia, en todo el mundo

A su decisión, el COI añadió una medida con efectos colaterales: expulsó de por vida a Vitaly Mutko, ex ministro de Deportes ascendido a viceprimer ministro, y puso a una de sus federaciones miembro, la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), en un compromiso.

Mutko, ex presidente de la Federación de Fútbol rusa y del Zenit de San Petersburgo, es el máximo responsable del Mundial de Rusia 2018 y, por ello, se supone, presidirá junto a Putin todo el campeonato. En pleno proceso por mejorar su imagen, el máximo ente futbolístico deberá manejar que un dirigente apestado por el COI ocupe un lugar de honor en el palco durante sus encuentros más importantes.