Curicó Unido recibió a O’Higgins en una tarde de mucho calor en el estadio La Granja, en un duelo que era de vital importancia para el elenco tortero

Los dirigidos por Luis Marcoleta se encontraban en los últimos puestos de la tabla de coeficiente de rendimiento y necesitaba sumar unidades ante un complicado O’Higgins de Rancagua con la misión de salvar de la Promoción.

Y esa ansiedad por conseguir los puntos se vio reflejada desde el primer minuto, tanto en hinchas como en los propios jugadores, que con grandes referentes en la delantera, como Alfredo Ábalos y Gabriel Vargas, buscaban la temprana apertura de la cuenta.

También te podría interesar: Santiago Wanderers no pudo frente a Palestino y deberá jugar partido de Promoción

Así, la alegría llegaría para los curicanos en el minuto 19 del primer tiempo, gracias a un remate con pierna derecha de Alfredo Ábalos desde el centro del área y a la asistencia con un pase de cabeza de José Luis Silva.

De ahí en adelante el juego se vio un poco lento debido a las constantes infracciones cometidas por ambos equipos.

Transcurría el minuto 32 cuando ocurre el primer acercamiento de la escuadra celeste hacía la portería de Deschamps tras un remate de Franz Schultz que no causó mayores complicaciones. Así terminaba la primera parte con el triunfo parcial por 1-0 de Curicó Unido sobre O’Higgins.

En la segunda parte los dirigidos por Gabriel Milito fueron con todo en busca de el empate, llegando con peligro a la portería local al minuto 49 con un remate con pierna derecha de Joel Acosta que se pierde por el costado de la portería.

Dos minutos más tarde seguía llegando la visita, tras un tiro de esquina servido por Joel Acosta, quien le da el pase a Pablo Calandria y el remate de este último se va por poco desviado.

De esta manera, el equipo celeste se convirtió en el claro protagonista de la segunda mitad, pero sin lograr sobrepasar la buena defensa de Curicó Unido, conformándose con la derrota.

Por otra parte, Curicó Unido se olvidó totalmente de la promoción y terminó el Torneo Transición en la octava posición con 18 unidades, mientras que O’Higgins quedó en la decimacuarta posición con 15 unidades.