El campeón chileno, Español de Talca, vivió en carne propia las diferencias entre un medio 100% profesional, como el básquetbol argentino, frente al todavía semi profesional nivel local.

Era una ilusión, tal vez una utopía, la de Español de Talca. Ganarle al bicampeón argentino, hacerle dura oposición incluso. Sin embargo el elenco de Boedo no permitió esperanzas. Esta vez jugando a toda máquina desde el inicio, incluyendo a DeJuan Blair que no había visto acción el día anterior, pasaron por encima del Quijote. Dura derrota por 116 a 51 que demuestra las diferencias reales entre uno y otro medio.

También te podría interesar: Colo Colo obtiene el Bicampeonato de la Supercopa tras superar a Santiago Wanderers

San Lorenzo se preparó para ganar la DIRECTV Liga de las Américas. Con dos ligas argentinas seguidas y bien encaminado a la tercera, busca este campeonato que se la ha negado. Para eso formó un plantel plagado de estrellas, con varios seleccionados argentinos e incluso el ex NBA DeJuan Blair. Se preparó con una gira europea con rivales de nivel EUROLIGA, venciendo a los poderosos Real Madrid y Barcelona de España. Un cuerpo técnico multidisciplinario y recursos económicos de sobra para desarrollar todo su trabajo sin inconveniente alguno. Ese fue el rival de anoche de Español de Talca.

Por el lado de los talquinos la intención expresada por su técnico el día anterior era poder hacer su juego, desarrollar el plan y tratar de poner en la cancha lo preparado en los entrenamientos. La verdad, eso fue imposible. Terminaron chocando contra un muro de dura realidad llamado San Lorenzo de Almagro que los borró de la cancha.

En la conferencia de prensa posterior el entrenador de los argentinos, Gonzalo García, fue clarísimo para verlo. Señaló que la diferencia en el marcador había sido más de la esperada y entregó las claves del partido. “Estuvimos muy certeros, nos salió todo y no dejamos jugar al rival”, señaló. Así mismo tuvo palabras para las virtudes del Quijote. “Es un equipo con muy buenos tiradores, pusimos cuidado con eso”. Y sobre la gran capacidad anotadora de su equipo agregó: “Ellos hacen una gran defensa que requiere mucho desgaste. Nosotros, que tenemos plantel más largo y más envergadura física, apostamos por desgastarlos para que no pudieran realizar su defensa”.

Por su parte el entrenador de Español de Talca, Gabriel Schamberger manifestó que “chocamos contra la realidad, ellos están varios peldaños más arriba que nosotros y eso es un hecho”. Desde que se conocieron los rivales del grupo se sabía que este sería el más duro, por lejos. Ante eso había que “tratar de hacer un juego lo más parecido posible a nuestra mejor versión”. Respecto a lo que viene, el bahiense agrega que “solo queda reconocer la enorme superioridad del rival y extraer de este tipo de experiencias todo el aprendizaje posible para enfocarse en el juego de mañana (hoy domingo). Matemáticamente aun tenemos una chance de clasificar. Será difícil, por supuesto, pero cuando uno entra a la cancha lo hace con la intención de ser competitivo”.

En la misma conferencia el capitán de Español, Samuel Bravo, señaló: “Es muy difícil porque no nos dejan entrar en nuestro juego. Nos cortaron todos los sistemas marcando muy duro y sin bajar intensidad los 40 minutos”.

Hoy el campeón chileno cerrará el grupo B ante Mogi das Cruzes. Una buena actuación podrá elevar la moral del Quijote de cara a la fase final de la Liga Nacional, donde deberán enfrentar en la primera serie de PLAYOFFS, desde el próximo fin de semana, a Municipal Puente Alto.