Una terrible jornada tuvieron los deportistas chilenos Kai Horwitz y Noelle Barahona en los JJ.OO de invierno PyeongChang 2018.

Todo salió mal para 2 de nuestros representante nacionales en la competencia, pues no lograron terminar sus respectivas pruebas en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018.

También te podría interesar: Santiago Wanderers se retira goleado de la Copa Libertadores

Horwitz, de 19 años y debutante en la cita olímpica, repitió el mal trago del Slalom Gigante y volvió a ser descalificado, al saltarse una de las banderas de obstáculo en la primera manga de la prueba del Slalom.

El oro de la competencia fue para el sueco Andre Myhrer, mientras que la plata y bronce quedaron en manos del suizo Ramon Zenhaeusern y el austríaco Michael Matt.

Barahona, en tanto, falló en la combinada del esquí alpino, al salirse de la pista en el descenso, quedando fuera de la clasificación final.

Una mala noticia para esta ultima, quien venia de conseguir este miércoles su mejor resultado histórico en este tipo de eventos al terminar 25° en la prueba de Descenso.

La deportista nacional registró un tiempo de un minuto, 44 segundo y 24 centésimas, a 5 segundos y dos centésimas de la ganadora, la italiana Sofia Goggia.

Con esto, la criolla, quien había sido descalificada en el Gigante y culminado 39° en el Super-G, alcanzó su mejor resultado en unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Su anterior mejor marca fue el 28° casillero alcanzado en la prueba Combinada alpina de Vancouver, mientras que en la modalidad de Descenso sólo había finalizado 34.