Muchas cosas han cambiado desde que la instantánea de la atleta Katherine Switzer, a la que un comisario intentó frenar para que no acabara en 1967 el maratón de Boston, se convirtiera en un ícono de la lucha por la igualdad de la mujer en el deporte.

Muchas pioneras, nacionales e internacionales, derribaron muros impensables para la época y contribuyeron a normalizar la presencia femenina en el deporte mundial y sobre todo en el nacional.Atletas como Marlene Ahrens con su medalla en Juegos Olímpicos, las Marcianitas con el Mundial  2006 o Anita Lizana como la mejor tenista chilena de la historia son algunas de las mujeres que han marcado un hito en la historia del país.

La actual lucha de mujeres por lograr igualdad de género en la sociedad tiene ejemplos del pasado y presente que reflejan esa participación y esos derechos que se exigen. Son precisamente esos ejemplos la fuente de inspiración para ayudar a tomar conciencia y así equiparar las realidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos, con la justicia que merece.

Los modelos aparecen en política, en movimientos sociales, en la música, en la literatura o en cualquier área donde la mujer un día superó barreras. ¿Excepciones? Ninguna. Menos en deporte, donde las chilenas se han caracterizado por llevar el nombre del país a éxitos mundiales. Algunos que han dejado una huella difícil de olvidar.

Por eso, en el Día Internacional de la Mujer, recordamos a algunas de las deportistas nacionales,  que en algún momento rompieron los esquemas establecidos y llevaron el nombre de Chile  a la élite mundial.

Anita Lizana

Haber nacido al lado de una cancha de tenis en 1915 quizás no fue una coincidencia. Era el presagio de lo que sucedería 22 años después, cuando logró el título en el US Open, uno de los Grand Slam, tras vencer a la polaca Jadwiga Jedrzejowska. Aunque en ese momento el torneo tenía como nombre ‘Forest Hills’, ese triunfo la llevó directamente a ser la número uno del mundo. Después, tras casarse con un tenista escocés, no siguió su carrera, pero dejó un legado que acabó con un repetido prejuicio: el que no permitía asociar a la mujer con la actividad física por ser considerado “poco femenino”. “Fue una rebelde para la época”, aseguraron los expertos décadas después.

Marlene Ahrens

Fue la primera chilena abanderada en unos Juegos Olímpicos y ha sido la única en conseguir una medalla en la misma cita. Marlene Ahrens logró plata en Melbourne 1956 e insertó al deporte femenino sudamericano en el concierto internacional. Sus logros, eso sí, no fueron casualidad: practicó el lanzamiento de la jabalina desde muy joven y superó varias marcas cuando recién se formaba. En 1964 se retiró definitivamente de la jabalina, años después de dejar una huella imborrable.

Erika Olivera

El 2017 fue el año de despedida para otra de las atletas más destacadas de la historia. Sus marcas personales, sumado a haberse transformado con 40 años en la deportista que completó más maratones olímpicas en todo el mundo, la instalan con méritos en esta lista.

Meses antes de su retiro confesó haber sido abusada por su padrastro durante su niñez, en una situación que ocultó y la acomplejó por décadas. Con ese dolor enfrentó gran parte de su carrera.

Imagen relacionada

Fernanda Urrea (Las Marcianitas)

El título de las Marcianitas en el Mundial de Hockey Patín el 2006 tuvo el mérito de todas las jugadoras y todo el cuerpo técnico. Fue una hazaña colectiva que mucho antes de ser campeonas del mundo, tuvo sacrificios inexplicables: desde hacer rifas y completadas para poder viajar, hasta no tener vestimenta y canchas de entrenamientos.

Si hubiese que personificar este éxito, la deportista más destacada de esa campaña sería Fernanda Urrea, que actualmente ejerce como médica. Su gol de oro frente a España en la final terminó por desatar un festejo que aún perdura en el recuerdo.

María José Moya

Con solo 28 años, sus increíbles logros no merecen mayor descripción: cinco veces campeona del mundo de patín carrera en distintas especialidades, más medallas de oro en Juegos Mundiales, le han hecho ganar diversos premios entre el 2012 y 2016, y sin duda la dejan instalada en la historia.

Bárbara Riveros

Con una personalidad particular la triatleta lleva una década de actuaciones destacadas. Riveros ha participados en tres Juegos Olímpicos, incluido en Río 2016 donde logró un meritorio quinto lugar que fue el mejor resultado chileno en esa competencia. A eso se suman medallas de oro en Suramericanos y Panamericanos que le han hecho vivir una carrera de alegrías.

Christiane Endler

Si el fútbol femenino ha adquirido mayor protagonismo en Chile, el presente de Christiane Endler es aún más admirable. La ex arquera de Colo Colo, que ganó la Copa Libertadores 2012, es la primera en llegar al fútbol profesional y de primer nivel en el extranjero: tuvo pasos por el Chelsea, brilló en el fútbol español con el Valencia y desde junio milita en el PSG.

Este año jugará con la Roja en la Copa América que se vivirá en Ovalle, La Serena y Coquimbo.

Sin duda se nos quedaran algunas históricas atletas en el tintero, como Denisse van Lamoen, Ismenia Pauchard o Eliana Gaete. Lo importante es recordar a quienes nos demostraron que el deporte es una fuerte arma para luchar contra la desigualdad de género.