Nuevamente el ciclismo está en el ojo del huracán, esto tras las deplorables condiciones que ofrecieron a los competidores del Campeonato Nacional de Ciclismo en La Unión, quienes denunciaron públicamente el haber tenido que dormir en el piso.

Una seguidilla de sucesos negativos empañaron lo que sería una destacada competición en la región de Los Ríos. Desde dormir en el piso hasta cobros por alimentación dejaron a cerca de 500 ciclistas en deplorables condiciones, apuntando directamente a los organizadores del evento.

Emol entrevistó a uno de los ciclistas, Felipe Peñaloza, quién aseguró al medio que “Dormimos hacinados y en deplorables condiciones, todos estábamos en el piso, solo con un colchón y éramos como 20 deportistas por sala”.

Felipe señaló que no contaban con agua caliente para sus duchas, “nos daban comida como para escolares, no para deportistas. Lo peor de todo es que nos cobraron como 20 lucas por todo esto. Es primera vez que debemos pagar en un Nacional. Se pasaron”.

Vergonzosa respuesta de la organización

La Asociación de La Unión dirigió la logística del evento, saliendo al paso de las criticas su presidente, Mario Sabala.

“Asumo totalmente la responsabilidad. Pero esto pasó porque en primera instancia el Nacional se iba a correr en febrero. Teníamos un internado súper lindo, pero a última hora nos cambiaron la fecha. Ahí el director del internado echó pie atrás y nos quedamos sin nada. Pensé en no hacer el campeonato, pero al final conseguimos una escuela y con el apoyo de varias personas recolectamos colchones”, dijo el timonel.

Continuando con su explicación, Sabala afirmó que si se le cobró a los deportistas para su alimentación, señalando que “la plata fue para alimentación. Es mentira que era mala. Eran 5 mil pesos diarios por comida. Desayuno, almuerzo y cena ¿Dónde más les van a dar todo eso? Y es falso que también no era adecuada. Se hizo todo con una minuta. Se les dio arroz con pollo, tallarines con salsa, pan con cecina. O sea, ¿querían comer filete por ‘5 lucas’?”, sentenció.

Erika Olivera, hoy diputada y ex maratonista expuso en sus redes sociales su molestia ante el asunto: “¿Hasta cuándo damos este trato a nuestros deportistas de Alto Rendimiento? No es posible que alcancemos un nivel competitivo con la forma en que se organizan estos campeonatos”.

Olivera publicó el presupuesto que se entregó para el evento, criticando el monto: “Se trató de $7.740.000 para financiar alojamiento, transporte, gastos generales, alimentación, arriendo de ambulancia, medallas, salario de jueces, arriendo de baños y camión de logística. Claramente demasiados gatos para el monto asignado

“El IND debería ser más riguroso en el análisis técnico de los recursos que asigna y en su fiscalización, el departamento de Alto Rendimiento debe mejorar su gestión e involucrarse más y la Federación de Ciclismo ser más eficiente en la organización de sus eventos”, señaló la diputada.