Mientras todos estaban pendientes del Mundial de Rusia 2018, en España se estaba gestando una linda historia, el fútbol desde otro punto de vista, una experiencia de inclusión, de superación y que sin duda alguna es de admirar por quienes tienen el honor de presenciarla.

Hablamos del Fútbol Ciego (IBSA, por sus siglas en inglés), un deporte distinto, enfocado en personas con discapacidad visual, una disciplina donde la concentración, el trabajo en equipo y el confiar son parte vital del éxito.

La final de este Mundial IBSA era conocida, en Diciembre se vivió una igual en la Copa América de Fútbol Ciego realizada en Chile: Brasil enfrentando a Argentina. El resultado en dicha ocasión fue a favor de Argentina, coronándose vía penales.

En Madrid, Brasil no espero llegar a la definición de penales y de mano de su estrella, Ricardinho logró abrir el marcador, luego Nonato sentenció el resultado, quedándose con el mundial.

Con esta nueva copa, la Selección de Fútbol Ciego de Brasil empató a su similar en fútbol tradicional, ambas escuadras pentacampeonas del mundo.

El Fútbol Ciego cierra el telón por esta ocasión, dejando ahora en Madrid un legado, donde los espectadores pudieron presenciar que nada es imposible, si hay pasión y talento ¡que la pelota corra!