La selección de balonmano el fin de semana recién pasado obtuvo boleto al Mundial de la disciplina que se desarrollará en Alemania y Dinamarca durante 2019. El cupo se logró tras vencer a Groenlandia por un reñido 39-36 en el Panamericano que se efectuó en dicho país.

El día lunes se celebró la ceremonia de sorteo de grupos, cada uno compuesto por cinco integrantes. El elenco nacional, dirigido por Mateo Garralda enfrentará un “grupo de la muerte”, teniendo por rivales a Noruega, Austria, Túnez, Arabia Saudita y al local Dinamarca.

El mundial se efectuará entre el 9 y 27 de enero del 2019, teniendo como sedes de competición a las ciudades de Berlín, München, Herning y Copenhague.