El número uno del país, Nicolás Jarry, alcanzó la mejor victoria de su carrera tras batir al austriaco Dominic Thiem en dos mangas.

Nicolás Jarry (69º) consiguió un gran salto de calidad en su carrera, luego de vencer a Dominic Thiem, octavo del mundo, en los cuartos de final del ATP 500 de Hamburgo. El tenista nacional dio cuenta del austriaco, reciente finalista de Roland Garros, en el mínimo de sets por 7-6(5) y 7-6(7).

Nicolás Jarry vence al 8 del mundo y se instala en semis del ATP de Hamburgo

También te podría interesar: Selección femenina de baloncesto ya tiene cuerpo técnico para el Sudamericano

El nieto de Jaime Fillol tuvo un correcto cometido, con los mismos errores de otras instancias, pero generando mucho daño con su saque, hecho que generó la molestia del europeo a lo largo del encuentro.

Pese a sufrir un quiebre en el tercer juego de la primera manga, el Príncipe no se echó a morir y recuperó el break cuando estaba 5-4 abajo para irse a un tie-break. En el desempate también empezó mal y estuvo en desventaja de 5-2, pero lo dio vuelta y terminó llevándoselo por 7-5.

En el segundo juego, ambos se quebraron el servicio y llegaron emparejados hasta un nuevo punto de quiebre, donde Jarry volvió a doblegar a Thiem, que tuvo tres sets points, para sentenciar la serie con un doble 7-6 (9-7).

El nacional acabó con 12 años sin que un compatriota venciera a un top ten, tras el triunfo de Fernando González sobre el francés Jo-Wilfried Tsonga, en ese entonces número 7 del mundo, en la edición 2009 del US Open.

Ahora Jarry pasó a engrosa esa lista para además sumar 180 puntos, unidades que lo dejan por el momento en la posición 50 de la ATP.

Por el boleto a la final, Nicolás Jarry se medirá este sábado con el ganador del partido entre el español Pablo Carreño Busta (13°) y el georgiano Nikoloz Basilashvili (81°).

El ATP de Hamburgo se juega en superficie de polvo de ladrillo y reparte un millón 753 mil euros en premios.