El cuadro cruzado volvió al triunfo tras cinco empates consecutivos y quedó solo en la cima, a la espera de lo que haga la U. de Concepción. Por su parte, Sebastián Sáez con con un doblete de cabeza sacó un positivo resultado frente a un difícil colista.

El conjunto pre-cordillerano se mostró superior a los viña-marinos y se impuso 2-1, dejando así cinco empates en líneas en el Campeonato Nacional. lo que le permite quedar, momentáneamente como líder absoluto del certamen a la espera de lo que haga la U. de Concepción.

Aunque para la UC el partido comenzó cuesta arriba, Después de tener llegadas claras de peligro en el arco defendido por Toselli, sufrieron el cobro de un polémico penal. 

A los 14 minutos, un disparo de Camilo Rodríguez dio en la mano de Germán Voboril y el árbitro cobró penal. Sin embargo, la falta fue fuera del área. Cristián Suárez fue quien remató y abrió la cuenta, ante una Católica que jugaba y que siguió jugando mejor.

Ya en el complemento llegó la remontada de la UC. A los 49 minutos hubo otro cobro controversial. Una mano de Benjamín Rivera fue sancionada con una segunda amarilla, que dejó a los viña-marinos con un jugador menos.

Tras el cobro, Diego Buonanotte ejecutó el tiro libre que Sebastián Sáez conectó con un certero cabezazo que significó el 1-1 transitorio en San Carlos. Cristopher Toselli, en su regreso a San Carlos, era batido después de casi 20 intentos.

Los locales mantuvieron la presión y a los 68′ repitieron la fórmula. Un centro de Buonanotte terminó con otro frentazo de “Sacha”, poniendo el 2-1 que finalmente fue definitivo.

Ya en los descuentos, Everton sufrió la expulsión de Lucas Domínguez, por roja directa, luego que el balón le diera en la mano, en una nueva decisión dudosa del juez.

Así las cosas, la UC alcanzó los 39 puntos, alzándose de momento como líder exclusivo del torneo, mientras que Everton sigue en el fondo de la tabla, con apenas 10 unidades.