Chile se durmió en tierras estadounidenses, permitiendo a los dirigidos por Ricardo Gareca quedarse con el anhelado triunfo.

En el Hard Rock Stadium de Miami, Chile se enfrentó en un partido amistoso ante la selección peruana, demostrando un fútbol débil y poco organizado, lo que permitió la goleada de 3-0.

También te podría interesar: Nicolás Jarry derrotó al número 6 del mundo en el Masters de Shanghái

En el primer tiempo, el país vecino demostró superioridad en gran parte de los primeros 45′ minutos disputados, aprovechando que la selección chilena no encontraba el camino para acercarse al arco de Gallese.

Sólo en los últimos 15 minutos del 1er tiempo, existieron oportunidades de cambiar el marcador. Perú tuvo dos opciones a través de Raúl Ruidíaz, que Fernando de Paul y Enzo Roco salvaron respectivamente.

Por su parte Chile casi celebró con un disparo sorpresivo de Ángelo Sagal que contuvo a medias Pedro Gallese y que Nicolás Castillo no pudo resolver en la insistencia, terminando el 1er tiempo sin goles.

En el 2do tiempo llegaría la alegría peruana, pese a que La Roja logró dominar en momentos el medio campo, Perú encontró en las debilidades de Chile, la manera de abrir el marcador.

Tras un centro de Carrillo desde la derecha, Enzo Roco en su afán por despejar, convirtió en propia puerta para el 1-0 de Perú (64’). Luego tras un par de llegadas y cambios tácticos, el recién ingresado Pedro Aquino, necesito solo 30 segundos en cancha para marcar el 2-0 en el 75’.

Ya cuando parecía no poder empeorar y con el equipo nacional sin ideas para remontar, Aquino se encargaría de lucirse de la mejor manera posible en el área chilena para estampar el 3-0 con un zapatazo inatajable, en los 86′, y otorgándole una justa victoria a Perú tras 5 años sin celebrar ante Chile.

Ahora La Roja deberá pensar en el compromiso del martes ante México, a las 22:45 horas de nuestro país en el Estadio Corregidora de Querétaro.