Los azules cayeron inapelablemente con Palestino en el estreno de Basay. Los árabes enfrentarán al Audax en la gran final de la Copa Chile 2018.

No hay caso con la U. Cuando se pensaba que sus dos triunfos en línea por el torneo local podrían significar el repunte tras un año irregular, llegó el Palestino del debutante Ivo Basay para lapidar cualquier alza del equipo azul.

Apenas una semana después de haber derrotado con claridad al mismo rival y en el mismo recinto, La U  llegaba nuevamente a La Cisterna. Esta vez, eso sí, el resultado sería diametralmente opuesto.

Los Azules colectivamente no apareció nunca en los 90´. No por nada Kudelka terminó cambiando a los tres mediocampistas antes de los 70 minutos. Encima, el único que proponía algo distinto, como Yerko Leiva, salió inentendiblemente en el entretiempo.

Aún así, los goles del cuadro de colonia llegaron por enormes desatenciones del equipo laico. Primero a los 27’, Fernández cabeceó solo en el corazón del área rival tras un tiro de esquina. Herrera no tuvo ninguna opción de reaccionar. Fue un fusilamiento.

En apenas 10 segundos del complemento, cuando los hinchas aun se acomodaban en sus asientos, los tetracolores volvieron a clavar una estocada que caló hondo en el cuadro azul. Después de un zapatazo profundo de Enzo Guerrero, Roberto Gutiérrez conectó de forma sutil para poner el 2-0 que finalmente fue definitivo.

Palestino se dedicó a administrar la ventaja, la U a intentar de alguna forma descontar. Pero no pudo. Así, los árabes, en medio de su lucha por no descender, se metieron en la final de la Copa Chile, donde dirimirán el título con Audax Italiano.