El medio Baasket.cl entrevistó a Eduardo Castro, en la entrevista hablaron sobre como fue su experiencia en el Club Deportivo Osorno Básquetbol, donde además detalló todos los pormenores de su salida.

¿Como se gestó tu llegada a Osorno Básquetbol?

En agosto comenzamos a conversar con rodrigo la posibilidad de trabajar juntos en el equipo adulto, en común con el cuerpo técnico que tiene el club, me pareció una buena alternativa ya que en series menores el segundo semestre siempre es algo más acotado el calendario, así que nos juntamos vimos lo que se venía y luego quedó cerrar el tema de los dineros con el tesorero y comenzamos con el trabajo, que se realizó de buena forma, nada que decir con respecto a eso siempre existió una buena llegada entre el cuerpo técnico y jugadores, por eso con el primero que converse mi salida del club fue con el, ya que primero para mi siempre va a ir el respeto por la gente que te ha considerado y se ha trabajado.

Ya dentro de la orgánica, ¿qué diferencia hay de vivir Osorno Básquetbol como un secundario del staff (Estadístico) a ser ya importante en el staff (Asistente)?

Bueno al principio en el 2014 cuando fue mi primer paso en el club junto a Rodrigo Isbej y Manuel Cordoba, fue netamente de aprendizaje, así lo tomé ya que llevaba recién un par de años en el basquetbol para mi fue muy positivo ya que lo aprendido en cancha me sirvió mucho para poder trabajar en series menores, ahora como asistente técnico es diferente ya que hay más responsabilidades más trabajo, siempre lo tomé con la seriedad que se merecía, es una labor demandante de lunes a lunes, por eso siempre se espera que los directivos actúen con la misma seriedad que el plantel y compare la diferencias existentes entre el trabajo con adultos a lo que es las series menores, donde esta última para mi ganan por lejos en todo, es algo que te llena profesionalmente y de forma personal, prefiero invertir mi tiempo netamente a las menores.

Siempre se crean mitos urbanos en el básquetbol Chileno sobre el vestuario de Osorno, finalmente, ¿como son como grupo humano?

Como bien se menciona es un mito, el camarín es buenísimo como lo dije anteriormente, tremendas personas los jugadores y cuerpo técnico, esto hace el trabajo siempre más llevadero, es muy bueno el ambiente de equipo y eso parte desde el entrenador a los juveniles, todos muy respetuosos y motivados por sacar los resultados adelante

¿Qué peso para tu salida de Osorno Básquetbol?

Bueno comenzamos noviembre, llegó la fecha del pago y no paso nada, consulte por las fechas no me respondieron nada concreto pasaban los días y no se respondía nada, puras respuestas al aire y nada fijo, llegó el día 14 hable con rodrigo que estaba ya aburrido por que no me daban soluciones y el 15 presenté mi carta de renuncia la cual me enteré ayer (20 de noviembre) por redes sociales que habían aceptado la renuncia, pero ES DENIGRANTE TENER QUE PEDIR DÍA A DÍA QUE TE PAGUEN TU SUELDO, además como tengo un trabajo aparte de 44 horas si no están las condiciones para poder estar, es preferible dar un paso al costado, ya que es una actitud normalizada el tema de los pagos y eso trae muchas consecuencias. Colocando valor al tiempo ya que estar de lunes a lunes.

Y si la actividad no te suma, para ahorrar o el punto que se requiera no sirve, además di la opción a la directiva de pagarme la mitad de sueldo y el resto de meses si querían en marzo y aún así no paso nada Ya era mucho.

Valorando el camino recorrido ¿volverías a trabajar con Rodrigo Isbej?

Si, rodrigo trabaja bien, es serio, comprometido y tiene la camiseta puesta de Osorno más que todos, pero como dije anteriormente el problema no está en el plantel ya que las cosas se hacen bien.

 

Fuente: Basket.cl