Itálicos y Cruzados midieron fuerzas en los pastos del bicentenario de la Florida, jugando el partido válido por la tercera fecha del fútbol nacional.

El partido se desarrolló con total normalidad en la primera fase, con más oportunidades Universidad Católica que Audax italiano, pero que no llegaron a buen puerto gracias a la mala definición del delantero cruzado, Sebastián Sáez.

La segunda mitad empezó con el marcador a 0, con un Audax italiano más agresivo y un aire distinto al del primer tiempo. Mostrando un buen encuentro que se vio empañado por la expulsión de Ignacio Jeraldino luego de una falta a B. Kuscevic que en primera instancia no fue cobrada por el árbitro Eduardo Gamboa y luego al ver que el jugador cruzado quedo con un corte en la cara, no dudo en sacar la cartulina roja.

Mira también: Curico Unido vuelve a igualar en el torneo

Aprovechando la desventaja numérica de Audax, los de la franja empezaron a tener una posición de balón más constante lo que provocó que en el minuto 66, luego de una gran habilitación del C. Pinares, E. Push saca una tijera y deja el balón inflando las redes del pórtico defendido por Juaquin Muñoz, cambiando el marcado a favor de la visita (0-1). Aunque el gol de Push es digno de aprecio, las cámaras del estadio demostraron que el jugador cruzado estaba en posición de adelanto.

Ya cuando el encuentro empezaba a entra en la recta final, Carlos Labrín se gana la tarjeta roja (79´) luego de una fuerte entrada a Edson Push por la espalda, dejando a los Itálicos con 9 jugadores, diferencia que se mantuvo hasta casi el final del encuentro, ya que Pinares fue expulsado por doble amarilla.

Para concluir el encuentro los cruzados lograron aumentar las cifras gracias a una buena jugada asociada entre D. Valencia y Carlos Lobos (90+4´), donde este último logro dejar el balón en el palo más lejano del arquero itálico. Con esto el marcador quedo a favor de la visita con un 0-2.