El ciclismo femenino vivió una insólita e indignante situación en la Carrera Anual de Omloop Het Nieuwsblad en Bélgica. En plena competición los organizadores se vieron obligados a tomar una extraña decisión, parar la carrera femenina porque estaba alcanzando a la competición masculina.

Antes de la pausa, la suiza Nicole Hanselmann iba liderando la carrera, momento en que comenzó a alcanzar al pelotón masculino, quienes habían iniciado su competición 10 minutos antes que ellas.

Frente a la insólita situación, los organizadores del evento decidieron pausar la carrera femenina por temas de logística, esto con el fin de no mezclar ambas carreras.

La pausa de la competición femenina duró un par de minutos, todo con el fin de mantener la brecha entre ambos pelotones. Para desdicha de la deportista suiza, tras reanudar la competición fue alcanzada por las otras competidoras, terminando su carrera en el puesto 74.

“Nos acercamos mucho a los hombres, así que tuvimos que parar para que continúe la brecha entre los dos pelotones. Fue un poco triste para mi, porque estaba en buena forma cuando debimos detenernos. Después, las otras competidoras tuvieron una nueva motivación para alcanzarme” comentó Nicole al medio Cycling News.